Menu

Cocina abierta de 12.00 a 00.00 horas

Cada queso con su vino

Una de las parejas gastronómicas más bien avenidas es la formada por quesos y vinos. Pocos romances tienen semejante intensidad.  Y a pesar de que hay estudios intentando demostrar que su plácida convivencia no es tal en realidad, la única conclusión a la que han podido llegar es que en este maridaje hay que saber muy bien qué queso y qué vino degustar conjuntamente.

Hay vinos tintos que por el tipo de uva anulan casi por completo el sabor del queso. Por eso, ante la duda, puedes elegir un rosado que casa con casi todo.

Pero si tú eres de los que quieren saber específicamente la mejor botella que le va a tu queso, ni se te ocurra irte de aquí. Todo depende (como siempre) del sabor que tenga, y ése es el resultado de una suma de factores muy diferentes: el mamífero del que provenga el queso, el tiempo de curación o el uso de diferentes niveles de nata en la leche otorgan a los quesos, entre otros muchos, un gusto más o menos potente.

El secreto está en encontrar el equilibrio entre el sabor del vino y el queso.

¿Con qué vino pedir nuestro queso de Montefrío?

Estamos hablando del mejor queso del mundo según los World Cheese Awards y su sabor intenso y picante te permite mezclarlo con un vino tinto de los que se quedan en la memoria. Por tanto, si vienes al Carmela y nos pides este queso de cabra tan distinguido te recomendamos acompañarlo con un Veraton, elaborado con garnachas de entre 30 y 50 años, con una crianza de 16 meses y que resulta muy cálido en la boca.

BodegasAltoMoncayo_Veraton_wine

Tipos de vino para diferentes tipos de queso

Si eres un amante de los quesos azules tipo Cabrales o Roquefort puedes acompañarlos con algún tinto sin miedo a equivocarte. Difícilmente aquí el vino anulará nada de ese sabor tan característico, pero apúntate a la mezcla con dulces y semidulces que también le van como anillo al dedo.

Que el vino blanco y el queso de cabra ‘pegan’ es ya bien sabido. Nos dicen los expertos que la acidez de cualquier variedad de blancos (secos o afrutados) contrarrestará la acidez natural de la leche caprina aportándole frescura.

Para acompañar a un queso fresco lo mejor son vinos suaves y de poca complejidad, tipo Chardonnay, que también va a la perfección con un queso de pasta blanda como el brie.

Para los quesos curados ya sean de vaca o de oveja van bien los vinos tintos. Dos recomendaciones, los de Rioja y Ribera del Duero.

¡Qué hambre nos ha entrado escribiendo esto! 😉



Deja un comentario

También puedes visitarnos en:

El Pescaito de Carmela

www.elpescaitodecarmela.com

958 25 57 97

C/ Marqués de Gerona, 12. 18001 - Granada

La Cuchara de Carmela

www.lacucharadecarmela.com

958 81 50 07

C/ Paseo de los Basilios, 1. 18008 - Granada

¿QUIERES SUSCRIBIRTE A NUESTRA NEWSLETTER?