Menu

Cocina abierta de 12.00 a 00.00 horas

10 ensaladas de verano para viajar desde Granada al resto del mundo

Un verano sin ensaladas sería como un verano sin sol… (para entendernos, una birria de verano). Solas o acompañadas, irresistibles, fáciles, frescas y equilibradas, por nombrar sólo algunas de sus virtudes, las ensaladas son platos que nos alegran la vida por mucho que haya quien las considere un plato soso o sólo apto para personas a régimen.

¿Que pueden ayudarnos a perder unos gramos? De acuerdo. ¿Que no necesitan tropecientos ingredientes para entrarnos por los ojos?, también. Pero ahí radica el éxito de una de las opciones culinarias más recurrentes ahora que empieza junio. Las ensaladas para el verano son la crème de la crème y hay que tener en cuenta que en su ancho y rico mundo hay miles de posibilidades más allá de la lechuga, el tomate y la cebolla.

Hay trucos que pueden redondear el resultado y convertirte en todo un chef experto en ensaladas, como leímos en su momento en El Comidista. Pueden resultar una tontería pero rescatamos los que nos contaba este artículo porque pueden suponer ‘chafar’ la mejor de las ensaladas o hacer una de 10 con los ingredientes más simples. Ahí van: escurrir bien el agua de las verduras; mejor usar pocos ingredientes que combinen bien que toda una amalgama de componentes sin orden ni concierto; arriesga con el aliño y los colores; usa tus manos: este consejo es uno de los que más llaman la atención porque, cualquiera lo diría pero, trocear las lechugas con las manos en vez de con el cuchillo le dará un aspecto más natural a tu súper ensalada. (Aquí va el resto de trucos para quienes sopesen convertirse este verano en el rey de la ensalada).

Indispensables en el Restaurante Carmela, vamos a los que os prometimos desde el titular de este post. Hoy os proponemos diez ensaladas veraniegas con las que refrescar los calurosos días que nos vienen en Granada.

Tres ensaladas para el verano del Carmela

1) Tomate aliñado. Todas las ensaladas, incluida ésta, tienen su ciencia pero si tuviéramos que calificar su grado de dificultad tendríamos que decir que es muy muy fácil de hacer. ¿Cuál es su secreto, entonces? Los tomates. Si hay un producto de la huerta que te diga a gritos cuándo es bueno y cuándo no ése es el tomate (todos lo habréis pensado y dicho alguna vez). Pues bien, el tomate aliñado del Carmela usa tomates naturales y el mejor aliño del mundo. Le puede bastar aceite y sal para deleitar los paladares más exquisitos.

2) Cogollos de lechuga con chips de ajos. Es otro de esos platos que asombran a pesar de la sencillez de sus ingredientes. Os animamos a probarla en el Carmela y luego intentar repetir la proeza de nuestros cocineros en casa, porque aunque parezca que no la hay, sí que está. El truco de esta ensalada con lechuga y ajos está en los últimos, porque ya se sabe que no hay peor que un ajo que no esté en su punto. El aroma de esta planta, que ya recetaba Hipócrates para curar enfermedades en la Antigua Grecia, es un imprescindible de la cocina Mediterránea (y si no que le pregunten a Victoria Beckham).
No podemos olvidarnos de la reina de las ensaladas: la lechuga. Los cogollos son de su familia e igual de reconfortantes para músculos, piel y, ¡atención!, para lograr un estado de plenitud como pocos alimentos.

3) Ensalada de queso fresco, con manzana y vinagreta de miel. Si ha habido un ingrediente que ha conquistado a los amantes de las ensaladas sin ser un producto típico en ellas es la manzana. Añadir esta fruta le otorga un frescor y una textura crujiente que sería un pecado no acudir a ella, pero es que además un estudio estadounidense demostró que el 10% de las 8.400 almas que consumían manzana a diario no tuvieron que tomar ningún medicamento a lo largo de un año.
Pruébala con queso fresco y ese contraste de sabores, al que se une una vinagreta de miel marca de la casa, no se te olvidará jamás.

Y otras ensaladas del mundo

4) Ensalada de col americana. La ‘coleslaw’ es, básicamente, una ensalada de col y zanahoria que puede aliñarse con aceite y vinagre (nos suena algo aquí porque es típica en algunas tapas granadinas). Aunque digan que es americana dicen que incluso los romanos ya la comían, y luego los ingleses. La cuestión es que ya no hay barbacoa o hamburguesa que no se acompañe de este rico plato que en sus versiones más modernas añade un poco de mayonesa al asunto.

coleslaw

5) Tabulé o ensalada libanesa. Trigo bulgur (parecido al cous cous pero de diferente textura), cebolleta, tomate, lechuga y los imprescindibles zumo de limón, perejil y hierbabuena componen una de las ensaladas más refrescantes y sabrosas del planeta.

6) Panzanella italiana. Directa desde la región de la Toscana os traemos esta deliciosa ensalada de pan que, al modo del gazpacho, nació para aprovechar el pan duro del día anterior para componer un plato colorido y único. Al pan hay que añadirle tomate, cebolla, pimienta, aceite, vinagre, sal y ¿cómo no? albahaca.  Si quieres atreverte a hacerla te animamos a que pongas a prueba tu italiano y varíes con los ingredientes según la región.

7) Ensalada griega. Una exquisitez que puede hacernos sentir como en alguno de los paraísos de Santorini es esta ensalada hecha a base de tomates, pepinos, pimientos, cebollas rojas, alcaparras, aceitunas Kalamata (aceitunas griegas de color oscuro carnosas y dulces), sal, aceite, pimienta, orégano, y queso feta.

8) Ebi Sunomono o ensalada japonesa. Algo más complicada pero igual de estupenda que todas las demás de esta lista, esta ensalada está compuesta de ingredientes que casan como la seda. ¿Qué necesitas para hacerla? Gambas frescas, pepino, semillas blancas de sésamo, jengibre, vinagre de arroz, azúcar y soja. Aquí te dejamos la fascinante receta.

ebi sunumono

9) Ensalada ‘perigourdine’. Siendo el pato el producto por excelencia de la región francesa del Périgord a esta ensalada no le faltan ni las mollejas de pato, ni el magret de pato ahumado ni el micuit (hígado de pato semicocido). Pero lleva más cosas para ser un plato redondo: tomates, lechugas y berros, nueces, aceite, vinagre de Jerez, sal y pimienta. No es de las ensaladas sencillas pero nos transporta directamente a una región con paisajes, castillos y una gastronomía (abundan también los buenos vinos) repleta de exquisiteces. Por algo rodarían aquí Chocolat, la peli de Juliette Binoche y Johnny Deep no apta para este post de ensaladas.

10) Remojón granadino. Regresamos de vuelta a Granada para hablaros de una de las recetas con más solera de ésta nuestra tierra. El remojón granadino lleva naranja, cebolleta y bacalao, pero por ponerle le podemos añadir aceitunas o huevos (como nos propone Arguiñano). Antaño era una ensalada típica de invierno pero hoy en día, que podemos encontrar naranjas fácilmente durante todo el año, la damos por válida en verano porque tiene todos los ingredientes de las mejores ensaladas: es rica, rica, nutritiva y sana.

Para quienes puedan darse el gustazo de descubrirlas en sus tierras de origen estas vacaciones, ahí va una guía que os recomendamos al 100% con las mejores 25 ensaladas del mundo (de algunas os hablamos en este post). Para los que sigan en Granada este verano, con todo su calor pero también con todos sus encantos, os animamos a descubrir las ensaladas de los tres restaurantes Carmela.



Deja un comentario

También puedes visitarnos en:

El Pescaito de Carmela

www.elpescaitodecarmela.com

958 25 57 97

C/ Marqués de Gerona, 12. 18001 - Granada

La Cuchara de Carmela

www.lacucharadecarmela.com

958 81 50 07

C/ Paseo de los Basilios, 1. 18008 - Granada

¿QUIERES SUSCRIBIRTE A NUESTRA NEWSLETTER?